Hoy marcho, y mi marcha es una ofrenda

Actualizado: 3 de may de 2020

8 de marzo de 2020 Ciudad de México

por Mukhia Shanti Kaur Khalsa


En las últimas semanas mi vida y la de muchas personas que seguimos las enseñanzas de Yogi Bhajan se ha visto sacudida hasta su mismo núcleo: la publicación de un libro y posteriores testimonios y denuncias que hablan de diferentes formas de abuso sexual por su parte.

He leído y escuchado muchas voces: las que acusan, las que rechazan y pisotean su figura, las que lo defienden contra toda evidencia y ven un complot. Ha sido extremadamente doloroso, pero las voces que más duelen son las que no se pronuncian, las que hacen de la vista gorda, las que callan. Y por eso hoy, después de tantas lecturas y largas conversaciones con hermanxs de camino, quiero pronunciarme.