Hoy marcho, y mi marcha es una ofrenda

Actualizado: may 3

8 de marzo de 2020 Ciudad de México

por Mukhia Shanti Kaur Khalsa


En las últimas semanas mi vida y la de muchas personas que seguimos las enseñanzas de Yogi Bhajan se ha visto sacudida hasta su mismo núcleo: la publicación de un libro y posteriores testimonios y denuncias que hablan de diferentes formas de abuso sexual por su parte.

He leído y escuchado muchas voces: las que acusan, las que rechazan y pisotean su figura, las que lo defienden contra toda evidencia y ven un complot. Ha sido extremadamente doloroso, pero las voces que más duelen son las que no se pronuncian, las que hacen de la vista gorda, las que callan. Y por eso hoy, después de tantas lecturas y largas conversaciones con hermanxs de camino, quiero pronunciarme.


8 de marzo Día Internacional de la Mujer


Hoy conmemoramos el doloroso día de 1857 en el que 140 mujeres murieron carbonizadas en una fábrica textil en Inglaterra y que marca el inicio de una lucha organizada por los derechos civiles y laborales de las mujeres. Derechos para la humanidad, ya que la humanidad es parida por mujeres. Como mujer de esta época tengo un compromiso que asumo de manera activa cada día en este sentido, y una parte es escuchar y reivindicar todas las voces de las mujeres que tienen una historia de abuso que contar.

También tengo un compromiso como Sikh, y estoy profundamente agradecida con Yogi Bhajan ya que, gracias a él este camino llegó a mi vida. Pero mi compromiso no es con él, es con la Verdad. Deseo, por la paz y la sanación de todas las personas que han sido vulneradas, y de toda la Sangat, que la verdad salga a luz y, cuando eso suceda, tendré el coraje de mirarla cara a cara, sin miedo. Como Sikh no puedo rechazar o negar de antemano ninguna historia humana y deseo que la Verdad siempre prevalezca, más allá de cualquier figura humana que esté implicada.

Siento una profunda gratitud con las instituciones de nuestro Dharma que han tomado esta actitud y han puesto en marcha investigaciones para que esto suceda.

Mi experiencia en Kundalini Yoga es eso: mi experiencia.

Empecé a usar turbante, vestir de blanco y hacer cuarentenas de meditación mucho antes de saber quien era Yogi Bhajan, antes incluso de ser maestra. Mi realización de la sabiduría de esa tecnología me llevó allí.

Y por eso seguiré en este camino, porque es verdadero, porque funciona, para mi y para miles, porque me lleva a la realización interior de Dios en mi, porque me da alegría, paz, porque puedo servir a otras personas e inspirarlas a lo que de verdad creo que esto se trata: que cada une de nosotres realicemos nuestro más alto potencial y nos volvamos nuestrxs propixs Maestrxs y confiemos en nuestra sabiduría interior.

Mi único Maestro es el Shabad Guru, mi cabeza sólo se postra ante el Guru como vehículo para experimentar a Dios y mi corazón está comprometido con el más alto bien para toda la humanidad.


Entonces, hoy, en este día tan poderoso, marcho con otras mujeres y ofrezco mi caminar como una ofrenda para que la verdad que necesitamos salga a luz y podamos, todas y todos, estar en paz.

Los comunicados oficiales de nuestras instituciones sobre este tema se encuentran en www.ssscresponseteam.org/


SÍGUEME

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube

ESCRÍBEME

SUSCRÍBETE

© Mukhia Yoga 2020 por Nam Simran Singh.