Un “por si acaso” básico

Un “por si acaso” básico

Desde hace muchos años empecé a viajar llevando siempre conmigo tapones para los oídos. Si estoy en un transporte, si alguien ronca, si hacen fiesta cerca… No me gusta sacrificar mi descanso a causa de cosas que no dependen de mi, así que prevengo. He probado varios tapones pero hace años que uso estos, en mi opinión son los mejores y más cómodos. Siempre en mi mesa de noche, siempre en mi bolso de viaje, por si acaso.